¿NO PUEDES PAGAR EL ALQUILER DE TU VIVIENDA POR EL CORONAVIRUS?

AQUÍ TIENES LOS 5 DERECHOS DE LOS QUE PUEDES DISFRUTAR

Estas medidas van dirigidas a aquellas familias y colectivos vulnerables que no pueden pagar el alquiler por su vivienda habitual a raíz de la expansión del coronavirus, por haber perdido su empleo o porque han visto mermada su capacidad económica, no pudiendo hacer frente a gastos básicos y esenciales, como es la vivienda familiar.

1. TENGO UN PROCEDIMIENTO DE DESAHUCIO POR NO PODER PAGAR EL ALQUILER Y NO TENGO DONDE IR. ¿LO PUEDO PARALIZAR?

El Real Derecho-Ley 11/2020, publicado el 1 de abril de 2020, ofrece la posibilidad a aquellas personas que se encuentren en una situación económica vulnerable a causa del coronavirus de suspender extraordinariamente el desahucio de su vivienda por no pagar el alquiler si su situación no le permite encontrar una alternativa habitacional para sí y para los familiares con los que conviva.

*Si el arrendador de su vivienda se encuentra también en una situación económica vulnerable a causa del coronavirus, los servicios sociales decidirán cuál será el plazo de la suspensión extraordinaria de desahucio y qué medidas sociales alternativas se deberán tomar.

2. ¿QUÉ OCURRE SI MI CONTRATO DE ARRENDAMIENTO TERMINA DURANTE EL ESTADO DE ALARMA?

Este Real Decreto-Ley protege a las familias y colectivos vulnerables y ofrece la posibilidad de que el contrato de arrendamiento se alargue durante 6 meses más si el contrato ha finalizado durante el estado de alarma o durante los dos meses siguientes al levantamiento del estado de alarma.

Por tanto, si el propietario de la vivienda le exige abandonar la misma durante este estado de alarma o los dos meses siguientes a su levantamiento, tiene el derecho a quedarse en la vivienda durante un máximo de seis meses más, con las mismas condiciones pactadas en su contrato de arrendamiento. Sin embargo, no se puede obviar que esta medida debe ser un acuerdo entre el arrendador y el arrendatario.

3. ¿PUEDO APLAZAR EL PAGO DEL ALQUILER DURANTE EL ESTADO DE ALARMA?

Se ha aprobado una moratoria de la deuda arrendaticia para aquellas personas arrendatarias de vivienda habitual que no puedan pagar el alquiler y que se encuentran en situación de vulnerabilidad económica a causa del coronavirus. 

¿Qué quiere decir esto? Significa que aquellas personas que paguen un arrendamiento para su vivienda habitual pueden aplazar temporalmente el pago de su renta durante el tiempo que dure el estado de alarma y las mensualidades siguientes si continua la situación vulnerable económica, hasta un máximo de 4 meses. 

Siempre y cuando así se acuerde con el arrendador y su solicitud se haga hasta el 1 de mayo de 2020, esta renta se podrá aplazar mediante el fraccionamiento de las cuotas mensuales durante al menos 3 años o durante el tiempo en el cual continúe la vigencia del contrato de arrendamiento. No se podrán aplicar intereses en su devolución.

La moratoria de la deuda arrendataria se aplicará automáticamente, sin necesidad de acuerdo con el arrendador, en caso de que la parte arrendadora sea una persona física o jurídica propietaria de más de diez inmuebles urbanos. Además del aplazamiento del pago de la renta podrán disfrutar de una reducción al 50% la cuota mensual durante el tiempo que dure el estado de alarma y las mensualidades siguientes si continúa la situación vulnerable económica, hasta un máximo de 4 meses.

4. ¿CUÁLES SON LOS REQUISITOS PARA ENCONTRARSE EN SITUACIÓN VULNERABLE ECONÓMICA?
  • El conjunto de ingresos de la unidad familiar no supere en el mes anterior a la solicitud de moratoria 3 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples);  4 veces el IPREM si alguno de los miembros de la unidad familiar tiene declarada discapacidad superior al 33%; o 5 veces el IPREM en casos de deudores hipotecarios con parálisis cerebrales o discapacidad superior al 65%.

El IPREM mensual en 2020 es de 537,84 euros. Por lo tanto, en el primer caso, la unidad familiar no puede haber superado 1.613,52 euros mensuales, o 2.151,36 euros para el caso de discapacidad no superior al 33%; o 2.689,20 euros para el tercer supuesto.

Además el límite del IPREM se incrementará un 0,1% (53,78 euros) por cada hijo a cargo en la unidad familiar o por cada persona mayor a 65 años miembro de la unidad familiar; y se incrementará un 0,15% (80,60 euros) por cada hijo a cargo si se trata de una familia monoparental.

  • Los gastos por la cuota hipotecaria, gastos básicos y suministros básicos, deben de ser iguales o superiores al 35% de los ingresos netos de la unidad familiar.
5.  ¿CUÁLES SON LAS AYUDAS DE FINANCIACIÓN SI NO OBTENGO UN APLAZAMIENTO O UNA REDUCCIÓN DE LA CUOTA DE ARRENDAMIENTO?

Si no se llega a un acuerdo con el arrendador y no puede aplazar o reducir el pago de la cuota de arrendamiento mensual, los entidades bancarias podrán ofrecer ayudas de financiación a las personas que se encuentran en situación vulnerable económica, con un plazo de devolución de hasta 6 años, prorrogable por cuatro años más, sin devengar ningún tipo de gastos o intereses para quien lo solicite.

Estas ayudas de financiación podrán cubrir un importe máximo de seis mensualidades de cuota de arrendamiento.

Si tiene usted cualquier tipo de duda en relación a las opciones del alquiler de su vivienda habitual o, si bien, necesita que nuestros abogados le asesoren, póngase en contacto con nosotros por medio de nuestro formulario de contacto.

spacer